La OSPO Alliance tiene como objetivo promover materiales sobre la buena gobernanza para las Oficinas de Programas de Código Abierto. Recientemente publicaron una versión actualizada 1.1 de su Manual de Buena Gobernanza (enlace directo en PDF).

Las dos principales novedades de la versión 1.1 son las traducciones al francés y al alemán y una función de despliegue rápido y sencillo.

Uno de sus autores, Christian Paterson de la OpenUp Consulting, participó en una entrevista donde comentó sobre el manual:

«Se trata de un recurso «único» que ofrece una riqueza estructurada de recursos y un programa práctico y viable para ayudar a las oficinas (y a las empresas) a madurar en su forma de abordar el código abierto.»

«… la intención original del manual, era servir de referencia de buenas prácticas y acciones pragmáticas en lugar de ser un conjunto de instrucciones prescriptivas del tipo «aplique esto». En consecuencia, las empresas y organizaciones que utilicen el manual pueden crear su propia hoja de ruta priorizada y adaptada al contexto para recorrer el «camino» de la OSPO.»

«… el uso de software libre en una organización implica ciertos controles y equilibrios, independientemente de si la organización es pública o privada. Lo mismo ocurre cuando se publica código abierto o se contribuye a proyectos externos. Los controles pueden ser diferentes, pero la necesidad de dominar el proceso se mantiene.»

¿Qué necesitan las administraciones locales para poder crear una OSPO?

«Yo sugeriría 3 elementos clave:
1. Asegurarse de que la alta dirección está de acuerdo. Esto significa hacer algunos deberes sobre por qué y cómo una OPSO beneficiará a la organización.
2. Utilizar el manual de los GGI para formular un planteamiento coherente de buenas prácticas (una hoja de ruta, si se prefiere) que permita pasar de un estado «actual» a un estado de objetivos futuros.
3. Aprovechar la comunidad de software libre. Existe una gran cantidad de experiencia, lecciones valiosas y personas útiles. Prácticamente por definición, las personas que trabajan para OSPO o que estuvieron expuestas a su creación o ejecución están dispuestas a compartir su experiencia. Al fin y al cabo, de eso trata el software libre. Un buen lugar para empezar es la Alianza OSPO, por ejemplo.

Y no estaría bien si no promocionara los servicios de consultores como yo ;-)»

Más información

Pin It on Pinterest

Share This