Como parte de su Estrategia de Digitalización, el gobierno holandés lanzó su nueva caja de herramientas de software libre, que incluye información útil para que los funcionarios pasen al software libre, así como una plataforma de comunicación para comprometerse entre ellos.

Por motivo de la Estrategia de Digitalización Holandesa 2018-2021 (Nederlandse Digitaliseringstrategie 2018-2021, NDS) lanzada por el Secretario de Estado de Economía y Política Climática, el Ministro de Justicia y Seguridad y el Secretario de Estado de Interior y Relaciones del Reino, el 17 de abril de 2020 este último envió una carta a la Cámara de Representantes sobre la liberación del código fuente por parte de la administración pública y la aplicación del principio de «código abierto por defecto».

En la carta, reconoce que, en algunos casos, la liberación del código fuente podría chocar con los intereses de la seguridad nacional o la seguridad pública, así como perjudicar la necesaria confidencialidad de los métodos de trabajo de la administración. Con todo, apoya firmemente el principio de «dinero público, código público», segundo lo cual el software desarrollado con fondos públicos debe volver a la sociedad lo antes posible para ser compartido y reutilizado.

El equilibrio entre estas dos necesidades creó la base de la política del Secretario de Estado «Abierto, a menos que» («Open, tenzij»). Teniendo en cuenta la gran inversión necesaria para liberar el código fuente existente, derivada de la obligación de los organismos públicos de examinar caso por caso si es permisible liberar el software, Knops recomienda pasar al software libre, como solución para evitar esos costes legales y económicos.

Para acercar a los organismos públicos tanto al software como a la comunidad de software libre, y en el marco de la Estrategia de Digitalización, el gobierno lanzó así la caja de herramientas de software libre.

La primera versión de la plataforma se basa en la idea de fortalecer una comunidad entre los organismos de la administración pública. Proporciona a los funcionarios información útil para pasarse al software libre, abordando las compensaciones entre el software libre y el propietario, así como los aspectos legales y económicos que hay detrás de esta elección. En este sentido, ofrece ayuda práctica para navegar por el ámbito de las licencias y el desarrollo de software, junto con un análisis coste-beneficio de los costes previstos y los beneficios sociales asociados al software libre.

Además, la caja de herramientas ofrece una plataforma de comunicación para que los empleados de la administración puedan ponerse en contacto entre sí, estableciendo un espacio para debates y preguntas y respuestas, así como una serie de grupos a los que unirse. Hasta ahora se crearon tres grupos. El más popular es el llamado «comunidad de software libre», que cuenta con 165 miembros. Se centra en el debate sobre lo que se necesita para que la política de «abierto, a menos que» se haga realidad. Cada uno de los miembros puede iniciar un hilo y comentarlo, así como hacer preguntas a los demás miembros.

Más información

Pin It on Pinterest

Share This