Un nuevo informe aborda los factores clave del éxito de la inversión pública, cuando el objetivo es el software libre.

Al proporcionar a los gobiernos una herramienta de autoevaluación y recomendaciones, este informe pretende concienciar al sector público sobre los beneficios y los efectos positivos que genera el software libre.

La consultora Public Digital, financiada por Omidyar Network, publicó el informe «Open source in government: creating the conditions for success», que pretende informar a los responsables políticos sobre la capacidad de sus gobiernos, con el objetivo de garantizar la rentabilidad en sectores digitales clave, entre los que destaca el software libre. Mediante la realización de 19 entrevistas en cuatro continentes, el equipo elaboró una herramienta de autoevaluación para los gobiernos, denominada Open source Capability Model for Governments, cuyo objetivo es informar sobre las políticas nacionales relacionadas con el software libre mediante la identificación de las áreas de inversión clave para el dinero público con vistas a la sostenibilidad.

Dado que el debate alrededor de temas como la soberanía digital y la digitalización de la administración pública es cada vez más relevante para el sector público, es vital que los gobiernos aborden los beneficios directos y los efectos indirectos positivos que conlleva la inversión en software libre.

En particular, el informe señala que el desarrollo de capacidades debería ser el objetivo central de las estrategias tecnológicas nacionales y el principal objetivo de las inversiones públicas.

El modelo de autoevaluación se divide en cuatro dimensiones diferentes de capacidad: entorno político, habilidades y capacidades internas, ecosistema de proveedores de software libre y sostenibilidad.

Cada una de ellas tiene en cuenta dos o más áreas, a saber:
– Entorno político: liderazgo político y legislación, normas y políticas gubernamentales;
– Habilidades y capacidades internas: liderazgo y coordinación del software libre, habilidades técnicas o experiencia en la implementación de software libre;
– Ecosistema de proveedores de software libre: política de adquisición de software libre, ecosistema de proveedores (nacional, regional o internacional);
– Sostenibilidad: financiación sostenible, capacidad para gestionar y mantener el software, compromiso con la comunidad mundial de software libre.

Para utilizar este modelo, el gobierno de referencia tendrá que autoevaluarse en todas las áreas mencionadas, pasando por los niveles «Bajo», «Medio» y «Alto».

«Creemos que hacer las cosas abiertas las hace mejores. El uso de software libre es una forma poderosa para que los gobiernos tomen el control estratégico de sus opciones tecnológicas. Queremos que los líderes utilicen este marco para priorizar la inversión en las capacidades que apoyan la implementación del software libre», dijo Emma Gawen, socia de Public Digital.

«Animamos a los gobiernos a que experimenten con el software libre, aprovechando el bajo coste y la baja fricción para empezar; al tiempo que miran a largo plazo y planifican la sostenibilidad», concluyó Emma Gawen.

Más información

Pin It on Pinterest

Share This