Una de las primeras en abandonar esta arquitectura fue Arch Linux, y poco tiempo después se unieron otras como Ubuntu. Fedora (otro de los sistemas operativos GNU/Linux más populares) se une así a este movimiento de abandono de los 32 bits, por falta de interés de la comunidad.

Justin Forbes, encargado de mantener el kernel de Fedora ha dicho:
«No hay suficientes miembros de la comunidad dispuestos a hacer el trabajo para mantener la arquitectura. Con todo, no se preocupe: Fedora no descarta todos los paquetes de 32 bits. Aún se están creando muchos paquetes i686 para garantizar que cosas como multilib, wine y Steam continúen funcionando.»

Los equipos antiguos no podrán instalar versiones modernas de Fedora, Ubuntu, Arch Linux, ni ningún sistema operativo popular.

Si tenemos instalaciones de 32 bits i686, continuaremos recibiendo actualizaciones de Fedora hasta mayo o junio de 2020.

Más información

Pin It on Pinterest

Share This