Organizada por la asociación IEEE UVigo con la colaboración de la ONG Accem, alumnado de las ingenierías ponen en marcha una campaña de recogida solidaria de ordenadores.

Con la idea de ayudar a mitigar la brecha digital que sufren muchas familias, especialmente desde el inicio de la pandemia, la asociación estudiantil IEEE Uvigo, en la que se agrupan estudiantes de las diferentes titulaciones de ingeniería que se imparten en la UVigo, acaba de poner en marcha una recogida solidaria de ordenadores, equipos que ellos mismos se encargarán de reacondicionar con software libre en un espacio que les acaba de ceder la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación para, posteriormente, repartirlos entre las familias con menos recursos.

«La iniciativa surgió a partir de un proyecto similar que desarrolla la ONG Enxeñería Sen Fronteiras (ESF) en A Coruña con la ONG Ecos del Sur; nuestra idea es hacer el proyecto equivalente pero esta vez en Vigo, que es donde se localiza nuestra asociación», explica el vicepresidente de IEEE UVigo Mateo Cid, estudiante en Ingeniería de Telecomunicación, a lo que añadió que, si todo sale bien, la idea es prolongar esta campaña en el tiempo, «por lo que estamos abiertos a cualquier donación a largo plazo a través del formulario«.

La recogida está abierta a la participación de cualquier persona que tenga equipos para donar, tanto particulares como entidades o empresas.

Además de los ordenadores, tanto portátiles como de mesa, podrá entregarse todo tipo de material informático (monitores, teclados, ratones, cables de conexión, discos duros, memorias…

«Intentaremos aprovechar todo al máximo», destaca Cid, quien adelanta que, pese a que la iniciativa acaba de ponerse en marcha, desde el Consorcio de la Zona Franca ya le donaron cuatro ordenadores que recogerán y también le han empezado a llegar las donaciones de particulares. El único requisito imprescindible para donar es completar un formulario, en el que queda registrado el correo electrónico de la persona donante y a través del cual se pondrán en contacto con ella en el momento de la recogida.

«A medida que nos vayan llegando ordenadores los iremos arreglando», añade el estudiante, quien hace hincapié en que se trata de un proyecto «a largo plazo». Los miembros voluntarios del IEEE UVigo serán los encargados de limpiar estos equipos a fondo e instalarles un sistema operativo GNU/Linux y aplicaciones de software libre, para que el equipo pueda utilizarse desde el primero día en que se realice la entrega. Una vez arreglados y equipados serán entregados a la ONG Accem, que será la encargada de dárselos a las familias en riesgo de exclusión a las que ayudan.

Más información

Pin It on Pinterest

Share This