No podemos usar aplicaciones de Android en GNU/Linux directamente. Necesitamos usar emuladores o una capa de compatibilidad para realizarlo.
Una de las formas más cómodas pasaría por usar Anbox, una capa de compatibilidad de código abierto y libre que usa el propio kernel de nuestra distribución (lo que permite trabajar de una forma más ligera que con un emulador).

Pin It on Pinterest

Share This