Después de varias series de artículos sobre herramientas pensadas para empresas, iniciamos una nueva serie de artículos acompañados de videotutoriales sobre aplicaciones de software libre para usuarios de a pie.

En el primero artículo nos centraremos en la reproducción de música con software libre.

Reproductores de música libres

– VLC
– Audacious
– DeadBeef

VLC

VLC es sin duda el reproductor multimedia multiplataforma por excelencia (para cualquier plataforma de pc, incluso lo podemos usar en iOS y Android), tanto para sonido como para vídeo, además es software libre y uno de los proyectos libres más usados y conocidos por la gente.

Reproduce la mayoría de los archivos multimedia existentes, además de DVD’s, cámaras web, Audio CD, VCD y diversos protocolos de transmisión.

Completamente gratis, pero sin software espía, sin anuncios y respetando la privacidad del usuario.

Permite personalizar el programa a nuestro gusto, pudiendo agregar pieles e instalar extensiones que hacen crecer en funcionalidades al programa.

Audacious

Audacious, reproductor de software libre muy estimado en la comunidad GNU/Linux. Existe también una versión para Windows.

Reproductor y organizador pensado para cualquier tipo de ordenador, optimizado para que pueda funcionar también en equipos viejos sin ningún problema. Si tienes una computadora muy vieja y quieres darle una segunda vida antes de reciclarla, con Audacious vas a poder convertila en un potente centro de reproducción musical para tu habitación o tu salón, conectándole simplemente un par de altavoces.

Audacious apuesta por la simplicidad, pero cuenta con todas las funciones necesarias para poder disfrutar de él. Podremos buscar por artistas o álbumes en su biblioteca, crear listas de reproducción, reproducir CD’s o escuchar música desde internet. Cuenta con ecualizador gráfico, efectos de sonido y la posiblidad de usar plugins.

DeadBeef

Deadbeef, reproductor libre multiplataforma (funciona tanto para GNU/Linux, como para Mac y Windows). Como Audacious, es un programa que apuesta por la sencillez.

Cuenta con todas las opciones habituales de un reproductor, permitiendo también la edición de los metadatos de las canciones o crear listas de reproducción.

Una de las características que lo hacen diferente a otros reproductores es la posibilidad de utilizarlo para la conversión entre diferentes formatos de sonido incluidos los formatos Hi-Res, permite personalizar la interfaz y utilizar una gran variedad de plugins.

Píldora en vídeo sobre reproducir música

 

Esperamos que os guste este primer artículo y los que están por venir!

Pin It on Pinterest

Share This